Acerca de

¿Qué es Andadas?

Andadas es un sitio web con formato blog que recoge entradas sobre aspectos relacionados con la Historia o sus disciplinas auxiliares (Arqueología, Antropología, Paleografía, etc.). Principalmente contiene información de dos tipos:

  • Noticias breves aparecidas en los medios
  • Artículos propios.

¿Y qué NO es?

Pues no pretende sentar cátedra ni poseer la verdad absoluta. Todo lo que aparece escrito en este sitio web es fruto de mi poco o mucho conocimiento del tema, no vivo de esto y lo escribo desde un punto de vista no profesional. Es posible que haya errores (esperemos que no, pero es posible) por una mala elección de las fuentes, por desconocimiento o porque las teorías presentadas no coincidan con las del lector. No pretende convencer a nadie de nada.

¿Y qué objetivo persigue?

Andadas nació como una mera excusa para que yo,  el autor del sitio, pudiera escribir de forma pública sobre los temas que me parecían interesantes y sobre los que leía y escribía de forma privada. Y lo escribo porque me hace tener que profundizar más, los asimile mejor y en definitiva, disfrute más.

Pero por otro lado, existe un segundo objetivo, más complicado y muy intangible pero también igual de gratificante. Se trata de intentar hacer sentir cómodo al lector leyendo sobre cosas que muchas veces nos han hecho creer que son muy aburridas y de las que es mejor huir. El objetivo es tirar abajo el tópico de que esto es aburrido y pasar un buen rato.

Entonces ¿sólo leer?

Bueno, que cada uno haga lo que crea conveniente con la información presentada. Pero se me ocurren muchos verbos además de leer: comentar, criticar, investigar, ampliar, transmitir, aprender, etc.

¿Alguna cosa más?

Si, una básica: la educación. La educación para leer algo que no está alineado con tu forma de pensar y sin embargo aceptar la lectura. Si es necesario, comentar la discordancia pero siempre de forma educada. O la educación de ver una errata (obvia o no tan obvia) ya sea en una entrada o en los comentarios y no querer pisar y hacer sangre del error, todo el mundo se equivoca, y como se dijo arriba, en Andadas no tiene cabida nadie que sea poseedor de la verdad absoluta.

¡Espero que disfrutes leyendo tanto como yo lo hago escribiéndolo!

Carlos