Libro de horas de Carlos V

Introducción

Otro de los libros de horas más famoso en España es el del emperador Carlos I de España y V de Alemania.

Normalmente los libros de horas eran encargados por los que serían los dueños una vez terminados, pero en este caso, Carlos V recibe el libro como donación de una persona anónima. Ya en la segunda página de guarda, se indica que el dueño es el emperador Carlos V:

Hic Liber fuit MagniImperatoris CAROLI Quinti

Libro de horas de Carlos V - Página 2

Libro de horas de Carlos V – Página 2

Origen

No está confirmado pero se cree que el origen del pergamino está en el siglo XVI, en los talleres parísinos de Jean Poyer, artista miniaturista francés que en el siglo XV había trabajado para reyes franceses como Luis XI, Carlos VIII o Luis XII. A principios del siglo XVI había realizado otro libro de horas, el de Enrique VIII de la casa de los Tudor, del que probablemente hablaremos más adelante en otro post.

Se desconoce como desde la creación del libro llegó hasta Carlos V.

Características y contenido

Como casi todos los manuscritos medievales, está escrito sobre papel vitela, es decir, usando piel de ternero o de algún otro animal en su sustitución. Consta de 338 páginas de las cuales la mayoría están manuscritas e iluminadas.

Está escrito en francés con un tipo de letra bastarda.

Calendario

Se representan los eventos más importantes, con una página por cada mes, ilustrada en la parte superior por una miniatura que ocupa aproximadamente un tercio de la página. En cada miniatura además de la escena representada, se muestra el signo del zodiaco perteneciente al mes.

En este calendario se representa la vida de dos hermanos, desde que nacen en Enero hasta que mueren en Diciembre. Un hermano es el bueno, el que cuida de los enfermos, el que estudia, el que ayuda a los pobres, etc. y cuando muere, asciende al cielo; mientras que el otro hermano es el malo, en lugar de estudiar se dedica al juego de azar, anda con mujeres, intenta asesinar a su hermano, etc. y cuando muere, va al infierno.

Miniaturas historiadas

Contiene más de 700 coloridas miniaturas, posiblemente de diferentes artistas del mismo taller. Algunas de las miniaturas reciben más atención y ocupan dos páginas como por ejemplo:

  • Heraclio entrando con la Vera Cruz en Jerusalén. Un hecho que tuvo lugar el año 630, cuando el emperador bizantino Heraclio consiguió recuperar la Vera Cruz de manos de los persas y la devolvió a su lugar original, Jerusalén.
Heraclio entrando con la Vera Cruz en Jerusalén (página izquierda)

Heraclio entrando con la Vera Cruz en Jerusalén (página izquierda)

Heraclio entrando con la Vera Cruz en Jerusalén (página derecha)

Heraclio entrando con la Vera Cruz en Jerusalén (página derecha)

 

  • David vence a Goliat. Representa la leyenda bíblica relatada en el libro de Samuel en el Viejo Testamento en el que David vence al gigante filisteo Goliat. Se ve en la escena a David que ya ha decapitado a Goliat con la espada de este y cómo lo lleva a Jerusalén.
David vence a Goliat (página izquierda)

David vence a Goliat (página izquierda)

David vence a Goliat (página derecha)

David vence a Goliat (página derecha)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Encuentro entre los tres vivos y los tres muertos. Escena en la que tres hombres sanos montados a caballo se encuentran con tres muertos, tres esqueletos, ante la atenta mirada de un anciano. Esta escena se encuentra muy bien descrita en un estudio realizado por Herbert González Zymla de la Universidad Complutense de Madrid.

 

Tres vivos y tres muertos (página izquierda)

Tres vivos y tres muertos (página izquierda)

Tres vivos y tres muertos (página derecha)

Tres vivos y tres muertos (página derecha)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otros textos que se encuentran en el libro relatan historias tanto del Viejo como el Nuevo Testamento, libros de santos, Hechos de los Apóstoles, el Credo, etc.

Localización y digitalización

Carlos V fallece en 1558 y el libro pasa a manos de su hijo Felipe II y posteriormente a las de su nieto Felipe III que todo parece indicar que se lo regaló al cardenal Francisco I de Joyeuse, arzobispo de Ruán y Toulouse, en 1614 cuando éste viajó a Montserrat. En la página 2 del libro, debajo de la inscripción de pertenencia a Carlos V, aparece otra más larga donde se legitima al cardenal francés como dueño del libro.

Se pierde la pista hasta el año 1801 en que muere el cardenal Zelada que era un gran coleccionista de libros y cuya biblioteca particular se divide y los libros impresos acaban en la Biblioteca Vaticana mientras que los manuscritos como este libro de horas van a parar a la biblioteca de la Catedral de Toledo.

En 1869, la biblioteca de la Catedral de Toledo dona el manuscrito a la Biblioteca Nacional donde se encuentra ahora, incluso digitalizado, lo tienes disponible en este enlace, merece la pena echarle un vistazo. Es un lujo que (gracias a la BNE) tengamos a disposición de un clic, documentos tan importantes y bonitos como este libro de horas.

 

Logo Bbiblioteca Nacional de España

Ver en la Biblioteca Nacional de España (Biblioteca digital)