¿Qué es un libro de horas?

Introducción

Uno de los tipos de manuscritos más populares en los siglos XIV y XV eran los “Libros de Horas” (“horarium” en latín). Estos manuscritos medievales tenían la función de recoger las oraciones y salmos que debían los laicos pronunciar en diferentes horas del día (horas litúrgicas), de ahí viene el apellido “de horas” y que por cierto se mantiene en diferentes idiomas (“book of hours” en inglés o “livre d’heures” en francés).

Su esplendor lo alcanzaron en los siglos XIV y XV, encontramos ejemplos de ellos en España, Francia, Inglaterra o Italia, paises protagonistas de la europa medieval cristiana.

Extracto del Libro de Horas de Isabel la Católica

Extracto del Libro de Horas de Isabel la Católica

Unicidad

Como manuscritos que son, son únicos, no existen dos iguales en todo el mundo, pero además de esa unicidad implícita por ser manuscrito, también lo eran de forma explícita, ya que era buscada por sus autores que los creaban con un destinatario en mente normalmente por encargo, no eran libros que estuvieran disponibles al público ni mucho menos.

Por supuesto que al ser un trabajo manual, delicado y sólo ser posible por unos pocos en la Edad Media, el destinatario era siempre alguien de gran importancia (reyes, duques, emperadores, etc.).

Cuando se pasaba el libro de un destinatario a otro diferente (por ejemplo al morir el primero), no era extraño que el receptor lo re-decorara con anotaciones para incluir su nombre. Esto ocurrió por ejemplo cuando Enrique Tudor derrotó a Ricardo III y se apoderó de su libro de horas, que fue traspasado como trofeo por Enrique a su madre, Margarita Beaufort y esta anotó un pequeño poema en la hoja de guarda de la parte trasera del libro, lo hizo para demostrar que en ese momento el libro le pertenecía a ella y no al difunto Ricardo III.

Miniaturas y ornamentos

Otra de las características de estos manuscritos es que ilustrados con coloridas miniaturas relativas a la tradición cristiana que eran insertadas entre el texto del manuscrito. Representan los habituales pasajes de la tradición cristiana (Anunciación, Adoración de los Reyes Magos, Crucifixión de Cristo y demás secuencias religiosas).

Además de esas miniaturas, se decoraban abundamente los márgenes con diferentes notas y motivos (florares por ejemplo). Las letras iniciales de los textos también eran resaltadas y decoradas.

Miniatura en el Libro de Horas de Enrique VIII

Miniatura en el Libro de Horas de Enrique VIII

Contenido

Se iniciaban normalmente con un calendario en el que se resaltaban las estaciones, los meses, las festividades litúrgicas, los santos o cualquier otro evento propio de la región.

A continuación viene la parte principal del libro, las oraciones en sí, organizadas por cada hora litúrgica para que el propietario del manúscrito pueda organizarse y recitar las oraciones correspondientes a cada hora. Las oraciones son extraídas de textos como las Horas Marianas, los quince Salmos de Grados, los siete Salmos penitenciales o de confesión, las letanías de los santos, el Oficio de los Muertos, etc.

Exhibiciones digitales

Los libros de horas es un legado histórico de un período tan importante como es la Edad Media. Obviamente, los libros de horas que se conservan tienen un valor incalculable por su carácter histórico pero afortunadamente podemos contemplarlos en diferentes museos o bibliotecas o incluso podemos “tocarlos” digitalmente como por ejemplo los siguientes:

  • Las muy ricas horas del Duque de Berry: Se encuentra en el The Meteropolitan Museum of Art de Nueva York, pero no está digitalizado allí. En cambio, puedes encontrarlo aquí. O mejor, puedes leer más sobre él en el post Las muy ricas horas del Duque de Berry.
  • Libro de horas de Carlos V: Se encuentra en la Biblioteca Nacional de España, puedes acceder a él aquí, o puedes leer más sobre este libro en el post Libro de horas de Carlos V.
  • Libro de Horas de Isabel la Católica. Se encuentra en la Real Biblioteca de Madrid y se puede consultar digitalmente en este enlace.
  • Libro de horas de Enrique VIII. Se encuentra en el The Morgan Library & Museum de Nueva York. Se puede consultar digitalmente en este enlace.
  • Libro de Salmos y de Horas de Lord William Howard . Se encuentra en la British Library del Reino Unido. Se puede consultar digitalmente en este enlace.